Resumen

El tránsito masivo de la escuela pública a la privada en el sector emergente suele ser considerado como una respuesta a la baja calidad de la educación pública. Este estudio sostiene que la opción por lo privado también estaría respondiendo a la formación de una disposición o habitus, que hace que esta opción sea asumida de manera inercial y automática por las familias como concreción de una lógica aspiracional dentro de su trayectoria de movilidad ascendente. A través de la exploración de los procesos de elección de escuela de una muestra de familias, el estudio da cuenta de cómo estos están mediados por la búsqueda de un balance entre diferentes criterios que incluyen costos, condiciones materiales de las escuelas, su localización y cercanía, la búsqueda de espacios seguros para sus hijos o el ratio alumno-profesor, entre otros. Asimismo, las decisiones están fuertemente influidas por estrategias de identificación y diferenciación social en el espacio escolar, en el cual el compromiso con la educación de sus hijos y la composición social de las familias que conforman una escuela resultan factores relevantes tanto para aquellas familias que se identifican entre sí «como uno», como de diferenciación y exclusión de aquellas que representadas como «los otros». De esta manera, se marca una distancia con las familias que envían a sus hijos a la escuela pública o a escuelas de menores recursos. Este estudio busca introducir en el debate un mejor entendimiento del proceso de elección de escuelas, que va más allá de la búsqueda de calidad e incluye procesos sociales más complejos.