Resumen

En oposición al enfoque de implementación que señala que los diferentes actores educativos, en especial los maestros, ponen en práctica las políticas educativas siguiendo una visión lineal y vertical, numerosas investigaciones ofrecen evidencia de cómo estos se apropian de las macropolíticas en sus diferentes niveles de concreción curricular y las traducen y reinterpretan (Zavala, 2012; Castanheira et al., 2001; Unamuno, 2015). A partir de la teoría de la actuación de las políticas educativas (Ball, Maguire y Braun, 2012) y de los Nuevos Estudios de Literacidad (Brice Heath, 1983; Barton y Hamilton, 1998; Zavala, 2002; Zavala, Niño Murcia y Ames, 2004), en este artículo, analizo cómo dos maestros de un colegio público de Lambayeque hacen política en torno a la enseñanza de la lectura, desde sus realidades cotidianas y sus condiciones materiales y contextuales: mientras que uno de ellos propone una enseñanza de la lectura para aprobar el examen de admisión, el otro decide utilizar la lectura para desarrollar una visión crítica de la realidad social. Asimismo, doy cuenta de que, en la construcción de estas diferentes maneras de actuar en torno a la enseñanza de la lectura, se articulan relaciones complejas entre los actores institucionales, los discursos en torno al lenguaje y a su enseñanza en la escuela, y las prácticas y artefactos letrados que dan sentido a lo que para ellos significa leer en los últimos años de la educación secundaria.