Resumen

El presente artículo parte de los resultados de modelos econométricos que permitieron identificar una brecha en el rendimiento académico entre los estudiantes inmigrantes de la Universidad del Pacífico y sus pares de Lima cuando iniciaban sus estudios superiores. Específicamente, los estudiantes que egresaron de la educación secundaria en Lima mostraban un mejor rendimiento que sus pares de otras regiones. Dicha brecha se reducía conforme transcurrían los semestres. Estos resultados motivaron una investigación cualitativa que acudió a entrevistas a profundidad para conocer la experiencia universitaria de los estudiantes migrantes. De este modo, fue posible identificar que sus problemas académicos eran originados por déficits que arrastraban de su etapa escolar: la costumbre de estudiar individualmente y tan solo unas pocas horas el día previo a las evaluaciones; la falta de conocimientos profundos de Matemáticas; y, finalmente, la falta de dominio del idioma inglés. Para superar dichas desventajas y mejorar su rendimiento académico, la mayoría de entrevistados descubrió que la estrategia que mejor funcionaba era estudiar en grupos.